25 de septiembre de 1799, nació en Caracas Luisa Cáceres de Arismendi

Luisa Caceres Diaz de Arimendi25 de septiembre de 1799. Hace 216 años nació en Caracas Luisa Cáceres de Arismendi, heroína de la Independencia y símbolo de la fortaleza humana ante la adversidad.

Arismendi, perseguido por las autoridades españolas, escapó y se ocultó en las montañas del cerro Copey en septiembre de 1815.




Su padre, Domingo Cáceres, y su hermano mayor, Félix Cáceres, fallecieron en 1814 combatiendo a las tropas realistas. Al retirarse los patriotas de Caracas rumbo a Oriente debido al avance de José Tomás Boves, la familia Cáceres consiguió llegar a Margarita. Allí, el coronel Juan Bautista Arismendi, aparte de brindarles protección, les frecuentó, y el 4 de diciembre de 1814 contrajo nupcias con Luisa Cáceres.

Arismendi, perseguido por las autoridades españolas, escapó y se ocultó en las montañas del cerro Copey en septiembre de 1815.

LuisaCaceresDiazdeArimendi 500

Luisa Cáceres, a pesar de hallarse embarazada, fue tomada como rehén y trasladada a un calabozo de la fortaleza de Santa Rosa. Como Arismendi lograra mientras tanto hacer prisioneros a varios militares españoles, el jefe realista Joaquín Urreiztieta le envió emisarios para proponerle el canje de los prisioneros por su esposa, pero tal ofrecimiento fue rechazado con la siguiente respuesta: “Diga al jefe español que sin patria no quiero esposa”.

Luisa Caceres Diaz de ArimendiEl 26 de enero de 1816, Luisa dio a luz una niña que murió al nacer dadas las condiciones del parto y del calabozo en el cual se hallaba prisionera.

Posteriormente, fue trasladada al fortín de Pampatar, y enviada primeramente a la prisión de La Guaira y después al convento de la Inmaculada Concepción en Caracas, donde ingresó como prisionera el 22 de marzo de 1816, incomunicada y sin noticias de sus familiares. Trasladada a Cádiz, se negó a firmar un documento de lealtad al rey de España y renegar de la filiación patriota de su marido, ante lo cual respondió que el deber de su esposo era servir a la patria y luchar por libertarla.

Ayudada por simpatizantes de la causa emancipadora, se fugó, primero hacia Estados Unidos, y finalmente desembarcar en Margarita el 26 de julio de 1818.

En septiembre de 1819, el Consejo de Indias dictó una resolución que le concedía absoluta libertad y facultad de fijar su residencia donde deseara. Así, pudo finalmente radicarse en Caracas hasta el día de su muerte, ocurrida el 2 de junio de 1866, a la edad de 65 años. Sus restos fueron trasladados al Panteón Nacional en 1876.

Texto/YVKE
Foto/Archivo