Sábado, 16 Diciembre 2017

Municipio Piar

Capital: Upata.
Superficie: 15.899 Km2.
Población: 150.000 (O.C.I. 2.005).
Parroquias: Upata, Pedro Cova y Andrés Eloy Blanco.
Temperatura promedio: 25 °C y 35 °C.

El 7 de Julio de 1762 es refundada con el nombre de San Antonio de Padua de Upata, por los Capuchinos Catalanes Prefecto Benito de la Garriga, Narciso de Bisbal y José de la Guardia. Upata fue la primera Capital de la Guayana Independiente. Su población se caracteriza por su juventud alegre y hospitalaria.

El 13 de Junio son las fiestas patronales en honor a San Francisco de Padua de Origen Portugués; que se llena de alegría con la siempre presente riña de gallos. Sin embargo, algunos especialistas en lenguas indígenas, como el Padre Buenaventura Carrocera y Fray Cesáreo de Armellada, sostienen que Upata significa Mi Tierrita, Mi Pequeña Región, Mi Terruño, Mi Casa.

Upata es Cuna de famosos poetas, cronistas, artistas plásticos y de mujeres hermosas, posee una intensa actividad gastronomita representada por el sabroso pelao o arroz asopado con pollo, el queso de telita y los turrones argentinos de Doña julia entre otras exquisiteces. Su actividad económica se fundamenta en la agropecuaria. La explotación maderera y la producción de yuca amarga y hortalizas.

Sitios de interés:

  • Cuevas de Timoteo.
  • Piedra Santa María.
  • Cerro el Toro.

Upata, contada desde la Piedra de Santa María

Trás dejamos el Cerro El Gallo y antes de que éste cante, nos despierta un amanecer rodeado de cerros y colinas que en demasía adornan de verdor el valle de Upata, ciudad capital del municipio Piar surcado por el río Yocoima y salpicado de resplandores, que no son otra cosa que apacibles lagunas, abrevaderos naturales para el ganado y para el viajero sediento de paisajes espléndidos.

Fundada el 7 de julio de 1762 por los capuchinos catalanes con el nombre de Villa de San Antonio de Upata, esta ciudad de "montes lejanos, tiernamente azules" como la definió el escritor venezolano Rómulo Gallegos, vivió por más de cien años del cultivo del tabaco y la cría de ganado, actividades que se vieron luego incrementadas con la explotación del oro y el balatá entre los años 1853 y 1886 (Hernández, 1987).

Hoy, la Upata de las mañanas brumosas que nos despierta con una temperatura media de 25°C, vive de su vocación agropecuaria, forestal y de la explotación de sus minas de manganeso, caolín y dolomita, albergando en su municipio una población de 89.410 habitantes (Censo, 2001) apegados a sus tradiciones, costumbres y leyendas que han atesorado por siglos.

El nombre de Upata ha sido objeto de controversias entre quienes se aferran a las adornadas leyendas y aquellos apegados a la etimología de las palabras. Para el misionero capuchino Fray Cesáreo de Armellada, miembro de la Academia Nacional de la Historia que vivió en este pueblo en 1933, Upata significa mi tierra una palabra compuesta de u-mía y pata-tierra o lugar. "Se ve claramente que los guayanos o pariagotos usaron varias veces pati o pata indistintamente.

Y así tenemos el nombre de Guasi-pati, Kuruma-pati y algunos otros... ¿Quién y de dónde sacó que Upata significa rosa del bosque?".

La pregunta del Fraile Armellada encuentra respuesta en una fantástica leyenda que narra el trágico amor entre la hija del Cacique Yocoima, llamada Upata o rosa de montaña y el castizo Antonio, hijo del fundador de Angostura Joaquín Moreno de Mendoza, un amor truncado por la flecha envenenada que el celoso indio Tocoma clavó en el corazón de la bella Upata. Cuenta la leyenda que en honor a este amor, los franciscanos fundaron el pueblo con el nombre de Upata. Lo cierto es que en el valle del Yocoima florece un árbol frondoso conocido como Rosa de Montaña (Brownea macrophylla).

Durante la época de la independencia, Upata dio muchos héroes y soldados valientes, "hombres de alma sencilla e ingenua pero de extraordinario patriotismo que lo sacrificaron todo, hasta la vida, por el sagrado ideal de patria" (Rodríguez, 1964), desde que el General Manuel Piar entra triunfante el 6 de febrero de 1817 y los gana para la causa patriótica, integrándolos en el Batallón "Rifles" desde donde se cubrieron de gloria en las campañas de Boyacá, Carabobo, Pichincha y Ayacucho.

Al norte de Upata encontramos a la Piedra de Santa María, patrimonio natural y místico que data de la era precámbrica con un alto potencial turístico. Desde aquí, el valle del Yocoima se observa en todo su esplendor, a lo lejos observamos imponentes los cerros El Corozo, Las Colinas y El Toro guardianes de una vista que buscaban los forasteros y visitantes que llegaban curiosos a encaramarse en esta piedra, como el novelista Rómulo Gallegos quien visitó Upata en enero de 1931 recopilando datos para su obra literaria Canaima.
Según narra Pedro Quijada Marcó en su libro "Crónicas de Upata", más de una caída se llevó el escritor para alcanzar el peñasco más alto de la Piedra de Santa María. La tradición popular cuenta que en el mes de mayo van las féminas a escribir en las hojas de la planta conocida como copeycillo el nombre de su enamorado, logrando contraer matrimonio al año siguiente cuando caen secas las hojas selladas con el amor eterno. Aunque también colocaban la hoja seca debajo de la sotana de San Antonio de Padua, patrono de Upata y santo de los matrimonios.

Llegar a Upata es degustar el rico "pelao guayanés" (plato preparado a base de arroz y pollo), la carne frita, los bollitos de chicharrón y la polenta dulce. Inmejorables, las catalinas con queso de telita, el casabe chorreado, el queso de mano y el queso de cincho. De los dulces típicos no hay como el típico biscochuelo, la panetela, la cagalera (pan relleno de papelón y queso rallado) y los dulces secos de toronja. En la bodega "El Esfuerzo" de la querida Julita Muñoz ubicada en la Calle Bolívar, venden el dulce de leche cortada y los caramelos "picha e´ miel", sin dejar de mencionar los ricos heladitos de la esquina del cementerio.

Las manos hacendosas de las matronas upatenses mantienen arraigadas las recetas tradicionales, de un pueblo generoso y amable con el visitante, que atraído por su fama culinaria inunda la entrada de Upata en busca de estos manjares.
Así de famoso es también el babandí, una planta autóctona de la zona con propiedades afrodisíacas en cuyas raíces se dice, está la fuente de la juventud. El secreto de su preparación se lo llevó el farmacéutico Antonio Lecuna quien lo industrializó en 1923, pero su intensa y centenaria explotación ha disminuido su reproducción aunque suele encontrarse en menor cantidad los alrededores de la Piedra de Santa María.

En Upata nació el insigne maestro de generaciones José Manuel Siso Martínez creador del texto que por años ha acompañado la educación formal en Venezuela, Formación Social Moral y Cívica. Al sur del Municipio Piar está la población de El Manteco donde nació el artista Alejandro Otero y el único guayanés que ha ostentado la banda presidencial, Raúl Leoni, a quien le correspondió inaugurar el Puente Angostura un día de reyes de 1967.

En los alrededores de este pintoresco pueblo dedicado a la explotación forestal, minera y agropecuaria, se fundó la Misión de Nuestra Señora de los Dolores de Puedpa en 1769, en una loma de "sabanas buenas, aunque faltas de agua" (Rodríguez, 1964). El Manteco es muy conocido por los dulces de leche de Doña Hermelinda Espósito de Silva, manos privilegiadas que a sus 85 años nos regalan los manjares tan solicitados en la capital de la República como fuera de nuestras fronteras.

Muy cerca de la casa colonial de Hermelinda, un muro de trinitarias, palmeras y bambúes nos invitan a traspasar las puertas de La Saranda, uno de los más hermosos complejos turísticos asentados en el Estado Bolívar que ofrece paseos al Lago de Guri y excursiones al Parque Nacional Canaima. Una joya para el disfrute de los cansados turistas que se adentran hasta lo más profundo del Municipio Piar.

Noticias Parques Nacionales

Se agudiza el conflicto por el Esequibo

esequibo180Hace décadas Venezuela y Guyana mantienen un diferendo sobre el territorio Esequibo. El diferendo se ha agudizado después del descubrimiento de petróleo en aguas de este lugar. Por una parte el reclaml de Venezuela está avalado por las Naciones Unidas, tras el el acuerdo de Ginebra en el año 1966. Este tratado entre otros puntos asegura que el Esequibo no debe ser explotado. Sin embargo el gobierno de Guyana haviolado en 15 ocasiones este tema.




Cuba dependerá de EEUU

Banderas Cuba USACon embargo o sin él, la dependencia económica de la Cuba castrista de EEUU será cada vez mayor.

Independientemente de si el Congreso de Washington levanta el embargo comercial y financiero o no lo hace, Cuba tendrá una dependencia económica de EEUU tan grande o mayor que la que tuvo de la Unión Soviética y de Venezuela.
Tal maridaje económico con el "enemigo imperialista" será inevitable, en la medida en que se agrave la crisis en Venezuela y el precio del petróleo no regrese a los niveles de 90 y 100 dólares el barril, algo totalmente improbable según los expertos en materia energética.

Zika se propaga por América y se extiende temor por vínculo con microcefalia

zika 200El zika sigue su propagación por América, con el reporte de los primeros casos en Venezuela y Panamá, mientras las autoridades mantienen la alerta, especialmente por la sospecha de que un aumento de los casos de microcefalia en países como Brasil puede estar vinculado al virus de esa enfermedad.