Turismo

El potencial turístico está representado básicamente por los escenarios naturales del estado, siendo el más atractivo el sistema deltano propiamente dicho, además de los valores culturales de la población entre otros, su gastronomía y artesanía.

Sitios de Interés

Además de sus islas bordeadas por manglares y festoneadas por palmeras de moriche, manacas y temiches, conserva en la Serranía cascadas como el Salto de la Golondrina en el caño Acoima, el Salto de Casacoima, el Salto de Socoroco y los raudales del Toro.

Por otro lado es interesante conocer las diferentes Misiones entre las que tenemos: la Misión de Araguaimujo sobre el caño de Araguao y San Francisco de Guayo muy cerca del litoral marítimo.

San José de Amacuro.

El Faro de Barima en punta Barima, es una formación natural.

Fueron construidos por los conquistadores españoles entre los siglos XVII y XVIII con el propósito de controlar la navegación por el río Orinoco e impedir la penetración de los piratas y bucaneros hacia el interior de la Guayana.

 

En el suave declive que termina en la playa entre las dos fortalezas está la Población de Los Castillos o “Guayana La Vieja”, una aldea de 250 habitantes que viven de la pesca, la agricultura y la venta de platos típicos de la región. En la misma área de los Castillos, se encuentran dos hermosas lagunas donde abundan los peces y mejillones: el Baratillo y la Ceiba; así que los visitantes pueden, además de conocer estos Monumentos Históricos Nacionales, disfrutar de un paseo por el poblado, probar la deliciosa comida lugareña y pescar en las lagunas o en el propio Orinoco.

Parques Nacionales

Parque Nacional Mariusa

Superficie: 331.000 ha.

Fue declarado Parque Nacional por Decreto Nº 1.632 de fecha 5 de junio de 1991 con motivo de la celebración del Día Mundial del Ambiente y publicado en Gaceta Oficial 35.000 de fecha 7 de julio 1992.

Características:

Se encuentra situado entre los caños Mariusa y Macareo, ofreciendo un carácter típico de las islas del Delta. Tiene la misión de proteger el delicado equilibrio ecológico, de gran importancia científica para la conservación de recursos genéticos tales como las selvas de pantano, los manglares, reservorios y la riqueza ictícola -peces- de la región, una de las características más acentuadas de esta zona es la selva, con una fauna única en el planeta y drásticas mareas. La desembocadura del Orinoco constituye uno de los deltas más grandes del mundo, con una superficie de 40.240 kilómetros cuadrados. El territorio está habitado por los indios Warao. Las demás características de clima, altitud, precipitación, vegetación y fauna corresponde a los paisajes predominantes de llanuras cenagosas, tanto marinas como fluviales.